Escuela Kula, Consistencia, Desapego y Lecciones

Tantra Yoga – La Escuela Kula

La escuela tántrica más importante es la escuela Kula (la familia, el clan). «Cada discípulo (sishya) tiene el maestro que se merece». El gurú transmite el secreto de su tradición, y es con quien se mantiene una relación más directa, casi familiar. «El shastra es la madre y el gurú es el padre». El Kula es la esencia de muchas escuelas Tantra y enseña muchas líneas de pensamiento y acción: salud, música, danza, artes marciales, medicina, yoga, etc. y evidentemente sexualidad. La energía sexual no solo se la “siente” en su empleo genital, se la “encuentra” en ese cumulo de alegrías y desalegrías que forman parte de nuestro día a día. Una vida sexual sana y equilibrada seria la unificación del Tetragrama de la Energía Sexual de una exquisita sentimentalidad, sensualidad y genitalidad (sexualidad), todo ello unido con el poderoso hilo de la sensibilidad.

Es necesaria la sensibilidad, matizada como sensualidad, para el desarrollo de la sexualidad a través de la percepción de los sentidos que sirve para conectar con la realidad exterior, aunque ésta es interior. El enamoramiento debe llegar a través de la admiración, no de la necesidad, pues ésta crea dependencia, ataduras.

La cultura del sentimiento necesita establecer contacto con uno mismo, con un nivel alto de autoestima, de aceptación, para poder transmitirlo en el contacto con el mundo exterior. El deseo es un fluir de energía que trastoca y arrebata nuestro estado de equilibrio. Aunque puede ser beneficioso, es peligroso por su componente irracional, pero no es amor consciente, no es Tantra.. Una cosa es el control y sublimación de las emociones y otra la tensión de las mismas.

Consistencia

Consistencia en nuestras intenciones, en nuestras buenas ganas,
en nuestro valor, en nuestras acciones, en nuestra habilidad de amar,
en nuestra aceptación de permitir a otros y a nosotros mismos crecer

La creatividad nace de una espontánea plenitud y de un vacío. Me apoyo en lo que sé, que es lo que me permite seguir adelante para explorar nuevos caminos. Preocuparse de “algo” es ocuparse de “algo”, no pensar en “algo” desocupándose de ese “algo”. La cultura, el conocimiento, la belleza… merecen la pena el esfuerzo, el coste, porque acaban formando parte de uno, se incorporan al ser, a nuestra personalidad, y eso nos permite ser cultos, sabios, bellos.
Pero hay que ser humildes para que la cultura, la sabiduría, la belleza no nos impidan percibir otras cosas. Humildad como una forma de inocencia, que permite la complicidad, el juego, la risa, estar relajados, y ese estado nos dona el descubrimiento, el sentimiento… La tensión genera crispación y bloquea.

El hombre tiene un cuerpo físico, otro sutil, donde se produce la circulación de la energía, y el mental. Existe otro, del que parten los demás, el esencial, que se nutre de placer, de belleza, de gozo, de disfrute, que es lo que permite que seamos felices.

El vivir crea un vacío que impulsa al placer (percepción del ser), a ser feliz. Hay que llevarlo al ser, interiorizarlo para ser. Ser Yo. So’ham (Yo soy). La muerte nos quita el ser, pero no el yo.

«La raíz de la enfermedad está en la crisis del pensamiento en tanto que creador de sentimiento.» Charaka (uno de los sabios creadores del Ayurveda).

Hay que evacuar la tensión del cuerpo, del pensamiento, del Ser, para evitar la enfermedad y generar la serenidad mediante la práctica del yoga, del control del sí, tomando conciencia del yo (So’ham). Esto se consigue mediante el “hacer”. Haciendo con ejercicio del autocontrol. El placer se obtiene en el dar, más que en el recibir.

Cuerpo, mente y espíritu forman el triángulo Chatkona. Dos triángulos (uno invertido) superpuestos simbolizan el Tantra. Su punto central (alrededor del cual giran ambos) es el bindú, que permite la conexión entre los dos miembros de la pareja (representados en cada uno de los triángulos). También representan el placer que desciende, principio femenino (triángulo con vértice hacia abajo) y la transcendencia que se eleva, principio masculino (triángulo con vértice hacia arriba). Deben equilibrarse para no perturbarse, para no empobrecerse, no deben prevalecer uno sobre el otro. Transcender es incorporar de otra manera, no olvidar, dejar…

La vía izquierda (Vamamarga) del Tantra se sustenta en la vía derecha (Dakshinamarga), y la derecha se sublima en la izquierda. El Kula utiliza ambas vías y por lo tanto cuando utiliza una se sustenta también en la otra. Si el ser depende de lo que se hace, en la pareja lo que “es” depende de lo que se hace juntos.

Lo femenino encierra la capacidad de dar vida (física y espiritual). La mujer es la iniciadora en el Tantra, encarna la capacidad de transmisión de las enseñanzas, a partir de un adecuado manejo de la energía. La aceptación de las cualidades de la mujer, de esa capacidad de dar vida, física o espiritual es la mayor cualidad de la mujer para el Tantra.

Celos, ambigüedad y envidia, son los obstáculos que una mujer debe erradicar de sí, para ser una Devi, una mujer tántrica. Al acercarse a Kali con alguna de estas cualidades, la fuerza se pone en contra de un desarrollo armónico.

Cuando la mujer consigue controlar su parte pasional se convierte en un ser mucho más poderoso que el hombre, gracias a su mayor capacidad para dar.

La mujer transmite la transformación del hombre a través del pensamiento, de la intención de la propia transformación para hacer receptivo al hombre al cambio tántrico, apoyándose en los cinco principios básicos de la vida. El preciso transformar el núcleo para poder conseguir cambiar la relación entre hombres y mujeres.

El conflicto entre lo que poseo y lo que quiero, me paraliza y me hace dudar, rompiendo la acción. Quien duda pierde su tranquilidad, pues la acción nace de la confianza, de la certeza. Hay que mantener la acción, base del pensamiento oriental.
El maestro aporta lo que dicen las escrituras a través del entendimiento intelectual, del estudio y del conocimiento directo o de la experiencia (la puesta en práctica de lo que se ha aprendido), por eso puede darnos confianza sobre el camino a seguir.
Cada caminante recorre su propio sendero de la verdad a través de su experiencia, y por lo tanto, su recorrido es diferente al de los demás caminantes, aún cuando estos recorran el mismo camino y en la misma dirección.

«Un Dios no puede ser ejemplo para vivir una vida humana». (Svami Tilak) Sólo puede provocar asombro, que no es más que un espasmo, y por lo tanto paraliza. Buscar la realidad fuera de la propia naturaleza de cada uno, supone renunciar a la posibilidad de obtener un premio siguiendo su propio camino de acuerdo a su propia naturaleza y experiencia.

«Enciende mi luz con tu luz» (Upanisads) (petición del alumno al maestro). Pero la responsabilidad de portar el candil es de cada uno. El camino tiene principio y fin en si mismo, como la gota de agua que salta separándose del océano para volver a caer en el océano, sin dejar por ello de ser agua. Sólo un hombre libre puede aprender lo que es la libertad de otro hombre libre y con conciencia de libertad.

Tantra Yoga – El Desapego

Muchas veces la verdad es mucho más simple que la mentira con sus envolturas y fantasías, y que a veces nos empeñamos en crear. Si alguien abre la puerta y entra la luz para que veamos cual es nuestra realidad, podremos ver cual es la realidad, podremos conocer cual es nuestra situación. No se puede buscar la verdad, iniciar un camino, escapando de nuestra realidad. No se puede buscar sin saber quien soy (los muchos yoes), y que surge de la reintegración de los muchos yoes que me forman, que nacen de lo que hago.

Hay que desapegarse de aquello que nos ata, que no es positivo para nuestras vidas. Hay personas, cosas, situaciones que intoxican nuestras vidas, hay que “vomitarlo”. Hay que saber vivir y renace en cada instante. «Condúceme de lo que no es real a lo real». (Upanisads). No hay mayor compasión que enseñar que esta vida tiene la posibilidad de cambio, que podemos ser mejores.

La cultura de la única vida considera al individuo como algo instrumental, donde lo importante es lo colectivo, donde impera el “sálvese el que pueda”. La sociedad que cree en la próxima vida (reencarnación), es muy fuerte porque cree en valores fuertes e importantes y los trasmite a las siguientes generaciones.

La autorrealización pasa por la conciencia de lo que es uno y por el amor a uno mismo. El Tantra es un camino para personas pobres, que no tienen poderes. Es el Tantra lo que a uno le hace poderoso. La regla que equilibra la tendencia de ir demasiado hacia nosotros mismos, es la virtud de dar amor a los demás. Lo que ha de satisfacer el deseo, no debe romper la armonía de otras facetas de la vida.

El Apego nace de las emociones y te sujeta de un modo no voluntario y consciente a la otra persona creando dependencia y sufrimiento. El apego se rompe con el autocontrol adquirido mediante la práctica de la sadhana para ganar la consciencia y adquirir el control. La mejor herramienta para curar las heridas es la meditación, porque purifica el pensamiento, lo serena, lo equilibra.

Lecciones de Tantra Yoga

“Ahora es el momento de aprender”

Puede ser muy portentoso la aparición de un ser divino, pero sólo un ser humano puede enseñar a otro ser humano a ser un buen ser humano. Alguien que puede ayudarte es aquel que ha recorrido tu mismo camino. Nuestra realidad no está en la transcendencia, sino en transcender la realidad. El Tantra nos da un baño de realidad cotidiana. La realidad debe ser centrada en lo pequeño y en la globalidad. Atender el detalle sin escapar a la diversidad, convirtiendonos en hábiles tejedores, sabiendo ir tejiendo cada uno de los puntos de nuestro paño. Cuidar el ahora como centro de nuestra vida.

El autoconocimiento exige un cierto egoísmo para poder salvarse uno. Uno no puede dar a los otros lo que no se da a si mismo. Hay que ser muy egoísta para saber amar.

Cada uno tiene su verdad, pero no LA VERDAD. La suma de todos tampoco es LA VERDAD. Cuando calla tu intelecto, tu conciencia puede escuchar. El pensamiento con el que enfocas la realidad construye o destruye tu realidad.

Cuerpo, mente y espíritu = Yoga. Los tres hilos que tejen la frazada del Tantra. Proceso para abrazar la Dharma Védica.

Al ser un proceso de autorrealización no es necesaria la fe. Algunas vías aceptan la simple creencia y la repetición del nombre del dios. Es necesaria la iluminación (pravotta) que es un proceso progresivo hasta convertirse en la conciencia. Nada debe estar en la mente más tiempo del estrictamente necesario, para poder obtener el desapasonamiento y el desapego. Tomar el camino de la autorrealización es un camino de kiratas (héroes).

La vía derecha e izquierda del Tantra no son dos senderos, sino que la terminología sánscrita lo utiliza en el sentido de varma (lado) el extremo derecho o izquierdo del camino, del mismo camino. Es necesario entregar lo viejo para recibir lo nuevo, entregar la naturaleza humana, para recibir la naturaleza divina. El izquierdo es la conciencia mundana y el derecho la conciencia mental, y en su centro (entre las dos varmas), está el espíritu, la conciencia del yo. Las tres vías deben estar armonizadas, fluir armoniosamente y en equilibrio. Esta es la tradición del Kaula (escuela de la triada).

Los tántricos han de desarrollar la vida mundana y la vida espiritual, pero aceptando su naturaleza humana para conseguir el desapego y la felicidad de la existencia humana transcendiendo a través de la divinidad. Todos estamos unidos al bindú, y por lo tanto interconectados, a través del TAN.

Hay que ser hábil para vivir el mundo y prudente para hacerlo en armonía. Vivir en paz con tu modo de ser.

Kaula es lo referente a Kula. “Todo es una familia en el Señor”. Todos estamos asociados en Uno. Tú tienes que recorrer tú camino detrás de los pasos del gurú. (principio del alumno) Uno puede ser tántrico sin ser védico, aunque existe una forma tántrica de ser védico. El Tantra se inicia cuando se ingresa en un Kula. Los lugares sagrados del Tantra, el centro más importante es Kamakhya (ciudad india). Para acceder al Kaula hay que hacerlo a través de la serenidad, la meditación, y a esta, a través del mantra (aquello que libera la mente).

Es necesaria la armonía personal, la limpieza, el cuidado físico y de lo que se come, para ser hermoso.
Ordenar la vida. Crear un entorno humano y físico ordenado y hermoso, el trabajo bien hecho, el orden mental y armonía en las relaciones personales.

Todo lo que piensas has de saber expresarlo, comunicarse con uno mismo y con los demás. En caso contrario, se es esclavo de las emociones y los sentimientos, los impulsos que hacen perder la serenidad.

Hay que conocer las partes más oscuras de nuestra personalidad, mantener ante ellas una postura consciente y deliberada.
La importancia de la enseñanza (upadesha) al ser recibida personalmente es que se adquiere a través del sonido (vibración = energía) de la palabra, para adquirir el silencio.

La mente (la conciencia) no descansa en el sueño (descanso de los principios físicos de la mente) sino a través de la meditación. “Dos veces nacido” es aquel que medita (nace y muere cada día).

El recitado mental del mantra al meditar debe adaptar su rapidez al estado de la mente, utilizar el mantra dos veces o media en cada inspiración -exhalación. Cuando alcanzas un estado de paz total el mantra se diluye, aparece el silencio. Si la mente se agita aparece de nuevo el mantra con el ritmo adecuado. Deben dejarse fluir los movimientos involuntarios del cuerpo modificando la postura: la energía fluye. Si te duermes meditando consulta a tu maestro, salvo que sea un sueño yoguico ya que en ese caso tienes visiones o sueños de tipo iluminatorio o visiones de vida anterior, que hay que dejar salir. Se puede meditar antes de dormir, posicionandose sobre el costado izquierdo, inmóvil, la pierna derecha en posición fetal, la izquierda estirada de forma relajada y abrazado a una almohada. La respiración va al Tan de un modo más lento. Ir al sueño.

En la meditación deja que la mente entre en ebullición, pero que el cuerpo permanezca en quietud total de un modo consciente.
La cólera, el deseo y la lujuria son los grandes enemigos del tántrico. En el tejer del Tantra también hay que saber bordar fino (ocuparse adecuadamente de los pequeños detalles). Nuestro día viene del fruto de la meditación del día anterior.

El placer lo es en tanto que las reacciones químicas y hormonales van envueltas en sentimientos en emociones. El amor y el ego no deben juntarse. El amor debe ser generoso, darse, encontrar placer en el hecho de dar. “Nos juntamos para joder juntos, no para jodernos el uno al otro”. Tampoco debe unirnos la pena, pero sí la amistad. Trasmite más karma el hecho de hacer el amor una sola vez con alguien que la vida vivida entera junto a otra persona.

“Cuando uno toca un cuerpo, toca algo más que un cuerpo”

La mente transmite al cuerpo todo aquello que no puede digerir, antes o después. Se somatizan muchas frustraciones o hechos aún sin ser conscientes de ello. El desamor mata más que cualquier enfermedad. Además el desamor mata el alma. Debemos entregar felicidad, no el desamor. No puede uno que renuncia a su felicidad, que no se ama, amar a otro.

Asumir la situación es una actitud lógica que además aporta paz y serenidad. La verdad es lo mejor de la vida. En la vida uno debe ser como un guerrero, y la verdad es un arma. Debe saber utilizarla en consecuencia.

En la relación maestro-alumno debe primar la sinceridad, asumir la verdad, para hacer el camino desde la realidad.

“Posicionados en la verdad, empieza el esfuerzo.”

Todo lo que has tocado, comido, bebido, fumado, escuchado, visto… se hará presente en algún momento de tu vida. Unas te bendecirán y otras te maldecirán.

Cuando uno no vive el instante, vive la ansiedad de querer ser por encima de lo que uno es. De esta manera sobreviene el estrés, y de aquí se origina una afectación de las identidades y una alteración y perturbación en los tres mundos en los que se mueve nuestro ser -físico, psicológico y espiritual- y se produce un desequilibrio de nuestras energías y se violenta así nuestro yo, las actividades que realizamos, etc.

La vida y la Energía es un continuo cambio y crecimiento. El universo está en continuo movimiento y lo que no se mueve es decadente y se muere y por eso mismo todo lo que existe está bajo este mismo principio de movimiento y crecimiento. La existencia es cambio y la vida del hombre está perfecta cuando está en movimiento y este movimiento no quiere decir desequilibrio, por esa razón la vida es una adaptación constante al movimiento, es tener un equilibrio y es como “un balanceo en lo inestable”, el que uno vaya a la par de y con los movimientos de la vida . Una armonización, o un aceptar las realidades imponderables de la vida. Por eso es inteligente vivir la vida lo mejor posible en el bien estar, es que el ser interno esté lo menos aferrado posible a todo lo que conecta con él en la vida. No se debe poner el yo en personas, animales o cosas ya que cuando éstos desaparezcan, cambien o se muevan -así será sin duda- nuestro yo también se cambiará con ello y no podemos permitir dejar nuestro ser a merced de los cambios inevitables de la vida.

El Tantra aboga por ajustar la vida al estado de la percepción del desapego. Estar en la vida disfrutando de las cosas que se nos ofrecen pero sin aferrarse a ellas. Si uno proyecta su yo sobre aquello que ama, aniquila a eso que ama. El tántrico ha de mantener su vida y no destruir nada de aquello con lo que se trata. Tiene que verse a sí mismo sin sentido de la propiedad (para que su yo no se vaya cuando se vayan las cosas de la vida e incluso para que su yo no se vaya cuando se vaya su cuerpo físico). Hay que dar gracias a todo de lo que disponemos o disfrutamos en un momento dado en nuestra vida y hay que saber decir “adiós” para estar siempre diciendo “bienvenido”. El Tantra plantea que al igual que hay muchos nacimiento y muertes, nosotros también en el espacio de nuestra vida nacemos y morimos continuamente. Y esto hemos de aceptarlo y entenderlo así, sino naufragará nuestra vida y nos ahogaremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: