En este artículo han trabajado los siguientes Altos Sacerdotes, Altas Sacerdotisas y Elders de la línea Alexandrina de Wicca: Julia Phillips (Inglaterra), Pandora (Alemania), Aconite & Ambriel (Australia), Ariana & Robin (Australia) ,Juniper & Gwiddon Vedmi (Canadá), Radella (Canadá), Morganna (EE.UU), Indigo (EE.UU), Anastasia (EE.UU), Haniel (EE.UU), Veritas (EE.UU), Storm (EE.UU), Auriana & Corbin (EE.UU), Scypres (EE.UU.), Icarus (EE.UU), Morgaine (EE.UU), Pat Baker (EE.UU), Jimahl di Fiosa (EE.UU), Sulis (EE.UU), Talia (EE.UU), Herne (EE.UU), Brigit & Orion (EE.UU), Cian MacFhiarais (Nueva Zelanda).

¿Qué es la Wicca?

Los Alexandrinos definen Wicca como una religión de misterio, pagana, iniciática, basada en la naturaleza y sus secretos; con sus raíces en las Islas Británicas. Para diferenciarla de las demasiadas Tradiciones que no tienen vinculo de ancestralidad con Gerald Gardner o Alex Sanders, nos determinamos BTW (British Traditional Wicca o Wicca Tradicional Británica), o sólo TW (Traditional Wicca o Wicca Tradicional). En este artículo, cuando nos referimos a la Wicca, estamos hablando sólo de la BTW/TW (a no ser cuando esté indicado).

Historia de la Tradición Alexandrina

Las ‘Tradiciones’, como conocemos hoy día, no existían en el inicio de la ‘Tradición Alejandrina’. En realidad, nuestra Tradición tiene sus raíces en lo que actualmente llamamos Wicca Gardneriana, que en aquella época era simplemente ‘La Wica’ o ‘la Antigua Religión’. El nombre ‘Alejandrino’ es (generalmente) mencionado por los iniciados en la Tradición como una referencia a su ‘fundador’ Alex Sanders, así como una referencia a la Gran Biblioteca de Alejandría, que era un centro de conocimiento y ocultismo en el mundo antiguo.

Alex Sanders fue iniciado en la Wicca en el inicio de la década de 60. Más tarde sería conocido por su conocimiento en Magia Ceremonial, así como por sus apariciones en varios medios de comunicación y su título ‘Rey de losBrujos’; que fue concedido a Sanders por líderes de varios covens al final de la década de 60. De acuerdo con su ex-mujer Maxine Sanders, él fue miembro de (por lo menos) dos Covens antes de casarse con Maxine y fundar el ‘London Coven’, de donde los miembros de la Tradición Alejandrina descienden.

Alex era un hombre extravagante y, entre otras cosas, un showman nato. Jugueteaba con la prensa en todas las oportunidades, para la desesperación de los conservadores Elders de la Antigua Religión. Alex también era conocido como curandero, vidente y poderoso brujo. Sanders fue, en gran medida, responsable en hacer al público conocedor sobre la ‘Antigua Religión’.

Debido al comportamiento de Sanders con los medios y a los conflictos con dos famosas Sacerdotisas de la época, una grieta se produjo dentro de la comunidad Wicca. Esa grieta fue el inicio de lo que, más tarde, vendría a ser conocido como Tradición Alejandrina. El término ‘Alejandrino’ fue dicho por Maxine Sanders y reproducido por Stewart Farrar mientras escribía What Witches Do (título en español: Lo que hacen los Brujos) en 1970. Sin embargo, al ser entrevistado por Stewart Farrar, Sanders dice: “Los brujos que no quieren publicidad tienden a llamar a mis iniciados como ‘alejandrinos’”. Es decir, o el término fue creado por Alex o fue resultante del tono peyorativo de igual manera que el término “gardneriano” surgió. Los primeros iniciados de los Sanders se refieren a sí mismos sólo como “wiccans” o brujos. Los Sanders tuvieron el cuidado de documentar sus iniciaciones metódicamente.

Naturalmente existen muchas dudas sobre nuestra Tradición y esperamos que este artículo ayude a aclarar la mayoría de ellas. Al contrario de lo que muchos piensan, no todos los Alejandrinos trabajan con Magia Ceremonial, tales como Cábala y Magia Enochiana. Algunos sí y otros no. Alex Sanders estaba constantemente desarrollando sus prácticas mágicas y transmitiendo sus nuevos conocimientos a sus iniciados. El resultado es que el linaje de los descendientes de Sanders posee diferencias, a pesar de que mantengan el núcleo tradicional de la Wicca. Algunos Alejandrinos están fuertemente involucrados en la magia ceremonial mientras otros son más cercanos hacia el folclore. El Entrenamiento siempre ha sido el punto fuerte de nuestra Tradición, con cada nueva generación añadiendo conocimientos a lo que fue transmitido por la antigua. Esa diversidad nos hace una Tradición dinámica, pero con los pies firmes en la Wicca Tradicional.

Alex Sanders falleció en la víspera de Beltane, el 30 de abril de 1988 y con su muerte, fue convocado un consejo de Elders de la Tradición Alejandrina. Tal consejo declaró lo siguiente:

Declaración del Consejo de Elders de la Tradición Alejandrina: Una reunión de Elders de la Tradición Alejandrina ha acontecido el día 12 de mayo de 1988. La Ley del Arte ha determinado que un Rey sea escogido por los miembros del Arte cuando existe necesidad. Después de la debida consideración, fue determinado, por votación unánime, que no existe necesidad para la elección de un “Rey de las Brujas”. Esta decisión es afortunada, pues no existe nadie apropiado para ejercer tal cargo. Alex Sanders condujo a los Niños Ocultos hacia la luz de la Diosa. Fue una tarea bien hecha y era su más profundo deseo que ellos continuaran tal camino.”

El consejo nunca más se reunió.

Creencias

Tradicionalmente, trabajamos y adoramos a los Antiguos Dioses de Europa con foco primario en la Señora de la Luna y su Consorte, el Señor Astado. Sin embargo, nuestros Dioses no son celosos, y los iniciados de nuestra Tradición pueden relacionarse con otras divinidades en sus prácticas particulares o dentro de su Coven. Nosotros recogemos una conexión con la divinidad, con los ancestros y con los ciclos de la naturaleza. Creemos en el poder de la magia, para lo que utilizamos tanto técnicas tradicionales como experimentales en pro de obtener nuestros objetivos.

Organización

La Tradición Alejandrina está organizada en Covens. Algunos practican ‘vestidos de cielo’ mientras otros prefieren trabajar usando ropa. Sin embargo, determinados rituales exigen la desnudez ritual por parte de todos los Covens Alejandrinos. Para hacerse un iniciado Alejandrino, la persona necesita ser iniciada por un Alto-Sacerdote (o Alta-Sacerdotisa) Alejandrino, respetando la regla entre géneros (hombre para mujer y mujer para hombre). Nuestros rituales iniciáticos deben ser usados sin sustracción de ninguna parte, tal como fueron transmitidos a través de cada linaje desde el coven Alejandrino original. No es posible “auto-iniciarse” en la Wicca Alejandrina.

Nuestra Tradición se basa en tres niveles; conocidos como grados. El primer grado hace al iniciado Sacerdote o Sacerdotisa; el segundo grado genera la elevación en Alto Sacerdote o Alta Sacerdotisa y el tercer grado es conferido para los que salen a dirigir su propio Coven. El tiempo entre los grados puede varías entre los Linajes Alejandrinos y, depende del enfoque de cada Coven durante el entrenamiento. En la Tradición Alejandrina la persona pasa por los grados dependiendo de su crecimiento personal e interno, al contrario del criterio temporal de la Wicca Gardneriana (ejemplo: 1 año y 1 día).

Una persona con el segundo grado puede formar un coven y puede iniciar a otros hasta el segundo grado, con el permiso de sus Elders. Los Covens dirigidos por Sacerdotes de segundo grado se quedan bajo la responsabilidad de los Elders del “Coven Madre” hasta que los Sacerdotes de Segundo grado estén preparados para recibir la elevación de tercer grado. La autonomía conferida a los Sacerdotes de segundo grado varía, dependiendo de la Línea de la que el coven descienda. En contrapartida, los Sacerdotes de tercer grado son completamente autónomos, respondiendo por sus actos ante los Dioses y ante la Tradición. Es importante dejar claro que autonomía no es sinónimo de no tener que prestar cuentas de sus actos.

Diferente de la Wicca Gardneriana, puede existir el grado de Dedicado (dedicant): permite que la persona participe en algunos rituales antes de firmarse el compromiso eterno con los Dioses. Este procedimiento expone al candidato a la Tradición, permitiendo a los Sacerdotes un mejor análisis del potencial y vocación del mismo.

Nuestra Tradición es matrifocal y la Alta Sacerdotisa es considerada “la primera entre iguales” y tiene la palabra final en todos los asuntos del coven. Es decir, es costumbre que la palabra de la Sacerdotisa sea ley dentro del coven, sin embargo la autoridad de ella se limita a los asuntos referentes al Arte. Normalmente la  Alta Sacerdotisa tiene el soporte de un Alto Sacerdote. Inmediatamente después de la iniciación se comienza la transmisión del Libro de las Sombras y del conocimiento oral, dejando clara la responsabilidad sobre estas enseñanzas. Al contrario de lo que se imagina, el Libro de las Sombras Alejandrino no puede ser comprado en una librería y ni obtenido por internet.

Celebraciones

La Wicca Alejandrina celebra los 8 Sabats de la Rueda del Año. También nos reunimos en la luna llena en la que celebramos los Esbats en honor de la Diosa. Al contrario de lo que se cree, ni el Rey del Roble y ni el Rey del  Acebo forman parte de las celebraciones oficiales.

Código de Conducta

Iniciación y elevación son un privilegio y no un derecho. Para ser iniciado en la Wicca la persona necesita probar ser una persona adecuada. Ese aspecto será analizado por los Elders del Coven; que irán a observar: sinceridad, carácter, madurez, espiritualidad, nivel de compromiso, ética y personalidad. Otro punto importante es la química entre el postulante y otros miembros del coven.

En la Wicca nunca se debe pedir dinero en pago de iniciación y/o enseñanza de nuestra religión. En la Tradición Alejandrina algunos Covens dividen el coste de los gastos básicos.

La Tradición Alejandrina sigue la Rede Wiccana: “Si no perjudica a nadie, haga lo que quiera”. Actos totalmente puros de perjuicio es un ideal, visto que es extremadamente difícil no causar daño en algo o alguien. O sea, somos totalmente responsables por nuestras elecciones en la vida. Una forma que la Rede es interpretada es cómo afirmación para escoger el camino que menos perjudique al prójimo.

Práctica

La Tradición Alejandrina es una Tradición secreta, de este modo muchos detalles de cómo o porque hacemos determinada práctica es secreto. Nosotros tenemos nuestra Tradición y nuestro conocimiento como sagrados y privados y creemos que la práctica de personas que no fueron apropiadamente entrenadas es algo peligroso y que puede producir resultados peligrosos. No mantenemos secreto por elitismo; pero sí  por respeto, cautela y consideración (tanto con los demás miembros de la Tradición como para con nosotros mismos).