La alarma realmente seria de la guerra vino en 1938, cuando Gardner había retornado para Inglaterra desde Chipre. Determinado a hacer su parte, él se juntó a A.R.P. Y se entrenó como un centinela. “Cuando apenas había pánico” él recuerda, “trincheras de protección estaban siendo abiertas en Hyde Park. Entonces yo compré un par de botinas de goma y fui para allá. Yo descubrí adónde los cavadores estaban siendo contratados, y ellos no me quisieron, porque voluntarios haciendo el trabajo sin recibir nada podría aborrecer a los empleados; pero un par de “medias- coronas” arreglaron eso, y yo estaba libre para excavar tanto cuanto yo quisiera”.

 

Los planes de la defensa civil eran por si la posibilidad de guerra, todas las casas dentro de un radio de media milla para cada lado de la estación de trenes de Londres fue evacuada. El flat que él compartía con su mujer estaba justamente en la calle de la estación Victory: y él estaba determinado que su colección no debía ser destruida. El único lugar en Inglaterra donde él poseía amigos era la región de New Forest, y él buscó hallar una casa allá, donde su esposa y la colección estuvieran seguros.

Era el final del año; el club naturista al del cual era miembro estaba cerrado durante el invierno, y él se quedó por su propia cuenta. En una de sus largas caminatas, Gardner deparó en un edificio curioso en Christchurch. Grabada en la piedra la inscripción decía: THE FIRST ROSICRUCIAN THEATRE IN ENGLAND (Nota Traducción: El Primer Teatro Rosacruz en Inglaterra). Más tarde él encontraría lo que eso significaba. Fue ese descubrimiento lo que le condujo a su reclutamiento en el culto de los brujos.

Fue mientras  estaba aquí que Gardner se hizo el centro de la gran controversia de la “Hitler Letter”. Cuando Francia  cayó, había una gran parte de la opinión pública Británica de la opinión de que la rendición no había beneficiado en nada. Gardner, con su entrenamiento de guerrilla, estaba convencido de que todo civil estaba moralmente obligado a hacer el esfuerzo. Con la fuerte posibilidad de que los alemanes pudieran desembarcar en tierras Británicas, ese sentimiento era de una importancia suprema. Él escribió para el Daily Telegraph:

Bélgica y Francia están perdidas porque la población civil huyó en vez de quedarse y resistir a los invasores. Ha sido probado en muchas guerras que si la población civil luchara resistiendo a las acciones, podrían causar muchos problemas para los invasores y podrían vencerlos. Es parte de las tácticas alemanas hacer creer a los civiles que no pueden y no deben resistir a los invasores; porque los alemanes saben muy bien que así es difícil que ellos luchen demasiado. En la última guerra los alemanes animaron a los civiles en la Prussia oriental y en Polonia a hacer fusiles cuando el ejército ya había capitulado.

Las reglas de guerra hechas en Alemania significan que Alemania no obedece la reglas de guerra como ellos tienes hasta ahora entendido ¿Por qué nosotros deberíamos? A todos los que deseen, deben ser suministradas armas cuando estuvieran disponibles, y que sean enseñados a usarlas.

Si las aldeas francesas hubieran resistido, las tropas de motocicletas alemanas no habrían avanzado como hicieron. Si cada aldea y ciudad se hubiese defendido, Francia nunca hubiese caído como cayó, y Alemania estaría en el camino de la derrota ahora.

 ¿Por qué las personas que desean defenderse deberían ser impedidas, sólo para hacer la cosa fácil a Alemania? Según la Carta Magna todo inglés nacido libre está autorizado a poseer armas para defenderse. Déjenos ahora reivindicar nuestros derechos“.

Esa correspondencia continuó por tres semanas, con la balanza pesando a favor de Gardner, aunque hubiera también una nota disidente de los pacifistas y simpatizantes de la ley internacional. Era con eso que los alemanes estaban irritados. En una semana, Frankfurt Zeitung, un influyente portavoz del pensamiento de Wilhelmstrasse, editó un ataque sobre la propuesta El correspondiente del Telegraph respondió desde su puesto de escucha en Suiza:

“Carta Magna. Zurich, Wednesday….

Frankfurt Zeitung, en una notoria hoja de una cara expedida de Berlin, reacciona con extravagancia contra el escritor de la carta y las condiciones en las cuáles obtuvo publicidad. El escritor debe saber, dice la nota, que la ética humana ha avanzado en los últimos7000 años. Su sugerencia es condenada como medieval y como una violación de la ley internacional. Es obvio que toda la prensa alemana, y también de acuerdo con las reglas oficiales, que el espíritu del pueblo inglés es enteramente imprevisto, lo que es muy incómodo para los Nazis“.

Como la dirección de Gardner estaba impresa al pie de su carta, consideró como posible que alguna forma de represalia pudiera ser intentada. Es un hecho que la semana siguiente, un avión alemán voló mucho sobre el área. Al día siguiente la vecindad de New Milton fue bombardeada a mitad de día. El piloto voló tan bajo que muchas personas dijeron “uno de los nuestros” y no se protegieron. Algunos civiles murieron mientras hacían compras. Los pacifistas responsabilizaron a Gardner. “Si usted no hubiera escrito aquella carta que irritó a Hitler, eso nunca habría acontecido”.

Él hacía una Vigilancia de Sector, con un casco blanco; y dijeron que su carta puede haber tenido algún efecto sobre el gobierno, pues fue inmediatamente anunciado que los L.D.V. (Local Defence Volunteers) estaban siendo formados, formaciones civiles con rifles y uniformes.

Gardner, claro, corrió para ofrecerse. Pero le dijeron que él no podría ser aceptado porque el personal de la defensa civil no podría asociarse con esa organización. Más tarde, cuando la Guardia Nacional fue creada, él intentó nuevamente, pero fue rechazado de nuevo. Pero Gardner era interesado en armas, sabía como usarlas, y tenía una colección. Él armó a sus vigilantes. Portando su propia Luger (Nota Traducción: Pistola Semiautomática diseñada por Georg Luger en 1898) disfrazada como un cañón miniatura, él irritó s algunos de los idiotas en el Cuartel General de la  A.R.P.

Ahora la Guardia Nacional era comandada por un canadiense, de quien Gardner halló que pueda tener una actitud más osada con respecto a auto-defensa.  Juntos, él y el Mayor Fish consultaron las normativas. Ellos decían: “El comando de la Guardia Nacional puede adoptar apoyo técnico sin permiso del cuartel general.” Gardner fue alistado como armero, recibiendo un uniforme y rifle.

Había una gran insatisfacción personal entre los hombres de la A.R.P. debido a la disposición de que Vigilantes “no deben hacer nada si la invasión viniera, excepto encender hogueras”: y las personas querían dar un golpe, “aún con pedazos de ladrillos”, como Gardner propuso. Una reunión fue convocada, en la cual dijeron a los Vigilantes que no había oportunidad para que ellos fuesen reclutados en la Guardia Nacional, la cual no podría aceptarlos… Gardner relata la historia:

“Yo estaba cuidadosamente oculto en la multitud con el uniforme de la Guardia Nacional. Entonces fui empujado hacia el frente, con la insignia  de la jerarquía militar y el distintivo de los armeros cruzados en mi brazo. El portavoz de los Vigilantes simplemente preguntó: “¿Pero que acontece para que la Guardia Nacional contrate Vigilantes?

Gardner recuerda con placer la solemnidad de ser llamado para la tribuna al ser reclamado para que él explicara. Él contó como estaba trabajando duro, preparando armas que necesitaban mucho de su atención.

Ellos podrían expulsarme de los Vigilantes; pero mi casa era el puesto de lo A.R.P . Ellos podían impedir a la Guardia Nacional reclutar Vigilantes. Una vez dicho eso, pero, no había intención de darle la espalda, y un hombre podía ser un Vigilante durante ataques repentinos y un Guardia Nacional durante el resto del tiempo“.

En medio de su trabajo de guerra, Gardner aún había encontrado tiempo para seguir su interés en personas excéntricas y cosas extrañas. Él había hecho extensas indagaciones, poco antes de la guerra, sobre el Teatro Rosacruz. Los habitantes locales no eran muy informativos. “Ellos son muy extraños, los que forman parte del teatro”, eso era todo lo que ellos podían decir.

Él reservó ingresos para una de las obras. Se trataba de “Pitágoras”, un estudio sobre un gran hombre. Contaba como eran todos los pupilos de su escuela, como  creció; como él rechazó dinero para enseñar a aquellos que no tenían mérito; como él amaba a su mujer. Contaba como sus enemigos lo odiaban, como ellos lo persiguieron y como ellos eventualmente lo quemaron.

Todo el vestuario era casero, y no muy profesional. Muchos de los participantes actuaban muy poco. Pitágoras fue representado por un individuo pequeño y de cabellos negros. Él no era un actor, y las líneas que él tenía que decir no fueron de las mejores. La Sra. Gardner, que era una actriz amante experta, odió todo aquello, y dijo que ella no volvería más. Sin embargo Gardner frecuentemente visitaba el local, particularmente porque él creía que allí podría haber una conexión real con la sociedad secreta llamada Rosacruz, sobre la cual a él le gustaría saber alguna cosa.

Cuando la famosa Annie Besant murió, hubo una escisión debido a la controversia del futuro liderazgo de los Teosofistas. Algunos miembros querían a su hija – Mrs. Besant Scott – otros a Bishop Leadbeather. Este último venció. La candidata derrotada entonces se dedicó a la Masonería Femenina que Annie había iniciado en Inglaterra. La Sede estaba en Southampton. Las cosas aparentemente no prosperaron, y la señora partió para una asociación con un caballero conocido como Aurelius, y ellos iniciaron el “Crotona Fellowship of Rosicrucians”. Ese compañero de ella era el actor principal en Pitágoras.

Sus ideas podían ser muy engorrosas. La primera vez que él encontró a Gardner, él le preguntó: “¿Usted se acuerda de los días cuando usted era un noble romano y usó un sari?” Él también le mostró un genuino bastón de un hechicero africano con una cabeza de diablo como puño, que Gardner reconoció como una maza persa o hindú. Entre las afirmaciones hechas por el caballero, estaban las de que él había sido el sabio Pitágoras, el mago Cornelius Agrippa y Francis Bacon en vidas pasadas.

Y eso no era todo. El jefe de la Orden era inmortal. Po lo que las personas se espantaban porque él no envejecía como ellas, él se veía obligado, después de algunos pocos años, a adoptar un nuevo nombre en un nuevo lugar. En el Ashram (templo) había una gran placa con las varias identidades bajo las cuales él había vivido a través de las épocas, inscritas en ella.

Mrs. Besant Scott era muy agradable, algunas veces acompañado de una vieja señora. Ella gastó mucho de su tiempo intentando acordarse de un encantamiento como la reina Elizabeth. Ella no tenía poderes ocultos, ella le dijo a él, ni los tenía su madre, ella admitió. Pero Aurelius era diferente. El Alta Sacerdotisa estaba allí también. Esa señora había descubierto en un encuentro en Liverpool que ella había sido la mujer de “Aurelius” en una vida pasada. Ella poseía un agudo sentido para los negocios. Era un bello local, geográficamente hablando, un recorrido fácil de Bournemouth. Los miembros habían donado tierras; el teatro y muchos de las casas que habían sido construidas, donde los miembros podían vivir. El ritual era semi-masónico, y Gardner se juntó a ellos, porque: “En esa época la guerra llegó, y Donna fue llamada para la reserva de las enfermeras. Nadie me quería a causa de mi edad. Yo estaba en el Air Raid Warden, y eso es todo “.

Gardner tomó parte pequeña en las actividades de la sociedad, y algunas de las personas eran realmente agradables. Él actuó como el monje borracho en “Liveda”  cuando la obra fue producida en Bournemouth. Algunas de las obras eran de Shakespeare, nunca antes realizadas y conocidas en el resto del mundo. En “Liveda”, un monje corrompe a los otros, y causa la muerte de tres de ellos. Sus corazones son lanzados sobre el escenario. Él reza al diablo, para que los fantasmas de que los monjes aparezcan. Eventualmente él es sentenciado a muerte por el abad de su monasterio. De cualquier forma algunos de la audiencia parecían ser personas con mucho dinero para tener que trabajar, pero con iniciativa insuficiente para hacer otra cosa además de asistir a esas obras.

1939, fue la ocasión de una broma que Gardner hizo con el maestro. Él dio una pulsera para una chica. Un psicometrista fue llamado, que dijo que la pulsera y sus caracteres grabados eran muy antiguos, habían ciertamente pertenecido a un sacerdote en el Egipto antiguo. Entonces Aurelius insistió que los caracteres eran celtas. Él pomposamente concluyó la discusión con el pronunciamiento: “Eso es antiguo celta, más antiguo que todo lo que usted conoce”. Entonces fue revelado que Gardner había hecho la pequeña joya, y que las señales sobre ella vinieron del código privativo de Cornelius Agrippa. En todo caso, esa fue la última vez que él compareció a tales encuentros. Una carta circular de la Alta Sacerdotisa es una de sus memorias, asegurando a los corresponsales que no habría guerra. La carta llegó el día que la guerra fue declarada. Aurelius había sido más prudente; refugios anti-aéreos habían sido preparados para él, aunque él también asegurase la continuidad de la paz.

El movimiento naufragó cuando el inmortal murió…

Ahora, en los encuentros, Gardner tenía informaciones de un grupo de personas separadas del resto. Ellos parecían intimidados por la mirada severa de los otros, se mantenían aparte entre ellos. Ellos eran los elementos más interesantes. Al contrario de la mayoría de los otros, ellos tenían que ganarse la vida, eran alegres y optimistas y tenían un interés real en el oculto. Ellos habían estudiado cuidadosamente muchos libros sobre el asunto: al contrario de la masa general que se suponían haber leído todo pero parecían no conocer nada.

Gardner siempre se sintió en casa con ellos, era invitado a sus casas, y tenía muchas conversaciones con ellos. Llegado un día alguien le dijo: “Yo te he visto antes”. Gardner, interesado, preguntó donde. “En una vida pasada”. Entonces todos se juntaron en torno y concordaron que eso era verdad. Lo que hizo todo inolvidable para Gardner, fue que uno de ellos comenzó a describir la escena “exactamente como una que yo tenía escrito en La Goddess Arrives, que estaba por ser publicado algún día, y que de hecho fue publicado la semana siguiente”.

Entonces alguien dijo, “Usted perteneció a nosotros en el pasado ¿Por qué usted no vuelve con nosotros?”

“Yo era realmente muy amigo de ellos, y yo sabía que ellos poseían todo tipo de creencias mágicas” continúa Gardner. “Ellos estaban muy interesados cuando yo les conté que una de mis ancestras había sido quemada viva como una bruja en Newborough, Escocia, alrededor de 1640;. Yo podría haber atravesado el infierno y el alto mar por cualquier de ellos”.

Él sintió con certeza que ellos tenían algún secreto, tal vez alguna cosa que los permitía dar importancia realmente efectiva al teatro. Él hasta creyó que ellos podrían ser yoguis, o algo de esa naturaleza. Él preguntó porque ellos estaban en esa comunidad, y sí ellos creían en lo que Aurelius tenía para ofrecer. Ellos explicaron que ellos habían sido Francmasones,y habían seguido a  Mabs (Mrs. Scott) cuando ella se había mudado a ese local; y concluyeron que ellos se divertían con el compañerismo.

Gardner se alegró por el hecho de ser acepto en sus secretos. Entonces fue así, unos pocos días después de la guerra haber sido iniciada, él fue llevado a una gran casa en la vecindad. Ella pertenecía a la “La Vieja Dorothy” una dama de reputación en el distrito. Ella invariablemente usaba un collar de perlas, tasado en 5.000 Libras en la época. Fue en esa casa que él fue iniciado en la brujería. Él estaba entretenido al principio, cuando él fue desnudado y llevado para el local “debidamente preparado” para someterse a la su iniciación. Estaba ya en medio del camino cuando la palabra Wica fue mencionada por primera vez: “y yo entonces supe que lo que yo había pensado que estaba extinto hace centenares de años aún sobrevivía”.

Su primer sentimiento acerca de eso fue: “Que maravilla; considerar que esas cosas aún sobreviven”, por su interés como un activo folclorista. Hasta entonces su opinión sobre brujería había sido basada en la idea de que las brujas fueron exterminadas a causa del propósito de ganar y elevar poder. Él descubrió que sus amigos, después de seguir Mabs para su fundación, habían descubierto un antiguo Coven, y permanecieron allí. “Yo verifiqué que la Vieja Dorothy y algunos como ella, más un número de personas de New Forest, habían mantenido la luz brillante. Esa fue, yo creo, la noche más maravillosa de mi vida. En verdad, al modo de los brujos, nosotros tuvimos una danza posteriormente, y continuamos en ella hasta el amanecer”.

Por primera vez él descubrió que el poder de los brujos venía de dentro del cuerpo del creyente. Él sintió que todo eso debía ser usualmente conocido, y que se podría hacer ese nuevo conocimiento disponible para todos, y las oposiciones al culto podrían acabar. Pero su pedido para que fuera permitido escribir sobre todo aquello fue rechazado. Nadie podía saber de nada. El embargo no fue retirado – y entonces sólo parcialmente -hasta Dorothy morir ¿Cual era la verdad sobre la religión de la brujería ? Los documentos publicados por los investigadores históricos y la información hecha disponible por Gardner cubriendo los últimos mil años, muestra muy claramente que no una, sino varias religiones paganas sobrevivieron a la imposición del cristianismo en Europa.

Otras pueden haber surgido, o pueden haberse desarrollado a lo largo de sus propias líneas. En los primeros escritos y en leyes eclesiásticas, esas creencias son reconocidas como sectas religiosas o cultos – heréticos y paganos tal vez-, pero como religiones sin embargo. Fue mucho más tarde con el desarrollo del pensamiento inquisitorial que todas fueron amontonadas juntas como una conspiración diabólica contra la Iglesia. El culto de fertilidad representado por el grupo en el cual Gardner había sido iniciado es una de esas religiones, afirmando ser la más antigua. Esos, entonces, son los brujos de hoy.

Cuando Holanda, Bélgica y Francia cayeron, como Gardner expresó:”Nosotros esperábamos a Hitler en la playa cualquier día. Nosotros no teníamos armas dignas del nombre. En mi sector de tres millas playera habían seis fusiles, mi Luger y el revólver de Donna, y unas pocas otras pistolas. Además  había mis lanzas y espadas. Allá por el final de aquella semana, seis soldados y un sargento fueron mandados para defender las tres millas. En los otros siete días el contingente había sido aumentado hasta cincuenta hombres bajo un oficial.

Después, pequeñas cantidades vinieron; pero, exceptuando rifles y no mucha munición, ellos no tenían nada. Ni artillería, ni armas automáticas. Yo intenté traer un viejo cañón Malayo, con algún poder de fuego para explosivos, pero eso no adelantó nada.

Fue entonces que los brujos surgieron en el escenario. Old Dorothy convocó “covens de todos los lados; aunque por la Ley de los Brujos ellos no pudieran conocerse unos a los otros”. Y ese fue el inicio de la “Operación Cono de Poder”, cuando los brujos, como ellos afirman, mandaron una fuerza contra la mente de Hitler. Esa fue, documentadamente, una parte importante de la historia de la brujería, para citar literalmente las propias palabras de Gardner. Él se refiere a eso en sus dos libros de brujería y eso ha sido comentado repetidamente por columnistas de periódicos y críticos. Los detalles más completos ahora disponibles son esos:

Nosotros fuimos llevados en la noche para un local en Forest, donde el Gran Círculo fue erigido; y lo que fue hecho no puede ser hecho excepto en una gran emergencia. Y el gran Cono de Poder fue elevado y lentamente dirigido hacia la principal dirección de Hitler. El comando fue dado: ‘Usted no puede cruzar el mar. Usted no puede cruzar el mar. USTED NO PUEDE VENIR: USTED NO PUEDE VENIR’. Exactamente como nos contaron, fue hecho con Napoleón, cuando él tenía su ejército listo para invadir Inglaterra y nunca vino. Y así fue hecho también con La Armada Española, fuerzas poderosas fueron usadas, de las cuáles yo no puedo hablar. Ahora, para hacer eso es necesario usar la fuerza vital; y muchos de nosotros murieron pocos días después de terminar. Mi asma, que yo ya no había sentido desde mi vuelta del Oriente, volvió severamente. Nosotros repetimos el ritual cuatro veces; y los Elders dijeron: “Nosotros sentimos que lo paramos. Nosotros no debemos matar más de nuestro pueblo. Los mantendremos hasta que necesitemos de ellos“.